TALLER DE PUNTO Y GANCHILLO

TALLER DE PUNTO Y GANCHILLO

Tiempo de lectura: 2 minutos

Aprender un nuevo hobby puede ser emocionante. Estos últimos años se han popularizado enormemente las artes relacionadas con el tejido a mano. Comenzar a hacer ganchillo o introducirnos en el knitting es un momento mágico, en el que solo soñamos con todos los proyectos que podremos llegar a hacer.

Tejer y hacer ganchillo son labores tranquilizantes que involucran hilo, y son muy versátiles y útiles. Mediante estas técnicas podremos confeccionar prendas acogedoras y variedad de otros artículos, mientras que nos ayudarán con nuestro bienestar mental. Requieren habilidades similares, como la coordinación ojo-mano y la capacidad de planificar pacientemente un proyecto de principio a fin. No obstante, hay algunas diferencias significativas en términos de técnicas y resultados. Por eso, queremos en el post de hoy queremos contártelas y que puedas descubrir cuál podría ser la más adecuada para tus creaciones.

¿QUÉ ES TEJIDO DE PUNTO?

El tejido de punto consiste en encadenar una serie de lazadas (puntos), unidas entre ellas hasta formar una malla. Puedes jugar con diferentes tipos de puntos, con el grosor de las agujas que utilices para tejer obteniendo un punto más grande o más pequeño, e incluso con la tensión del tejido, para obtener resultados diversos. Para llevar a cabo esta técnica son necesarias un par de agujas e hilo.

¿QUÉ ES GANCHILLO?

El ganchillo, también conocido como crochet, es una manera de tejer que consiste en pasar un anillo de hilo por encima de otro, encadenando el tejido, hasta formar una malla. Es una técnica en la que se utiliza una aguja corta con forma de gancho de metal.

AGUJAS DE TEJER VS GANCHOS DE GANCHILLO

Como te adelantamos en el punto anterior, una de las principales diferencias entre estas dos técnicas es la herramienta básica empleada. Para tejer, necesitas agujas de punto, telares de punto o, incluso, máquinas de tejer. El tamaño, el material y el número de esas agujas depende del proyecto, podemos encontrar agujas de metal, madera o plástico. Aunque la mayoría de las prendas tradicionales se hacen con dos agujas, también es posible tejer con una sola aguja, o hasta cinco. Pero independientemente de las otras variables, uno o ambos extremos de las agujas de tejer siempre serán puntiagudos.

El ganchillo, por otro lado, requiere una herramienta similar, larga y delgada, que varía en tamaño y material, pero que tiene un extremo con forma de gancho. Además, sólo se necesita uno y es una técnica que siempre se ejecuta a mano. Incluso si escuchas a la gente referirse a la herramienta como una aguja de ganchillo, realmente están hablando de un gancho de ganchillo. En este caso, se utiliza para artículos más delicados y podemos encontrar muchos tipos diferentes de acero, aluminio, bambú, plástico, madera e incluso, hueso.

SIMILITUDES EN LOS HILOS EMPLEADOS PARA GANCHILLO Y TEJIDO

Tanto las ganchilleras como las tejedoras usan hilos para crear artículos de todo tipo y, como regla general, usan el mismo tipo y la misma cantidad básica de hilo para sus proyectos.

La verdad es que existen muchos tipos de hilos diferentes y todos ellos pueden utilizarse por igual en el tejido y en el ganchillo, pero algunos hilos más delicados pueden prestarse mejor a una artesanía que a otra. Por ejemplo, para ciertos proyectos de ganchillo se utilizan hilos más finos para conseguir un acabado más exacto y delicado, siendo un factor que no se observa mucho en el tejido.

DIFERENCIAS EN LOS PROYECTOS DE GANCHILLO Y DE TEJIDO A PUNTO

La técnica de tejer a punto permite una mayor caída de la tela terminada, es decir, esta tendrá más movilidad. Por eso, a la hora de elaborar prendas de vestir, se suele escoger esta técnica.

El ganchillo crea un tejido delicado, con unos patrones increíbles y muy llamativos. No obstante, el producto final suele ser ligeramente más rígido. Por ello, es ideal para mantas y centros de mesa.

A pesar de estas diferencias, hoy en día podemos encontrar una gama tan amplia de hilos, que permiten crear tejidos delicados y proyectos de ganchillo drapeados. Por ejemplo, aunque los calcetines solían ser prendas tradicionalmente tejidas, ahora hay muchos patrones de calcetines de ganchillo.

Ambas técnicas son maravillosas y nos permitirán realizar proyectos super bonitos. Ahora solo tienes que elegir cual encaja mejor con tus gustos o hacer como nosotros, y aprender un poco de cada una.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Fecha

23 Sep 2021 - 16 Dic 2021

Hora

18:00 - 20:00